PiensaBlogs, la prensa del futuro se lee en internet    

cocina



El Día del Padre constituye una celebración y un homenaje para los tantos hombres que han decidido formar una familia y criarnos con amor y paciencia desde pequeños. Y que mejor que agradecerle tanto cariño que con un regalo especial y casero. Entonces, ¿qué tal la  receta del pan de pita relleno para soprenderlo?

Preparación:

En un bol colocar: harina, sal, pimienta, agua tibia, el aceite, levadura y mezclar hasta formar una masa suave y lisa. Armar bollos de 70 g aprox. cada uno y dejar reposar por 10 minutos. Estirar los bollos hasta que queden bien finos. Acomodar sobre una asadera enharinada y dejar reposar. Poner en el horno hasta que leven. Para el relleno: cortar la pechuga en láminas, saltearlas en una sartén junto a la cebolla y el morrón cortados en juliana. Condimentar a gusto. Al finalizar, colocar el relleno dentro del pan de pita previamente cortado horizontalmente y aderezar con la salsa de tomate.

Datos:

La levadura es un organismo vivo que se desarrolla en los alimentos feculentos y azucarados, en condiciones de calor y humedad. En su crecimiento produce anhídrido carbónico y cuando el preparado toma calor, las burbujas de ese gas se hinchan y levantan la masa. Hay diferentes tipos de levadura. La de panadería es rica en vitamina B y se adquiere fresca o seca.



Para que el aceite no se queme: El aceite quemado no solo pueden estropear un frito sino que además, pierde todas sus buenas propiedades organolépticas. Para saber si el aceite está suficientemente caliente para freír sin que llegue a quemar, podemos echar un puñadito de sal. Si borbotea, es que está suficientemente caliente. 

Para que al freír alimentos, el aceite no salpique: Para que el aceite de una sartén no salpique, con el peligro de sufrir quemaduras o de ensuciar demasiado la cocina, hay que poner dentro del mismo un clavo de unos 4 cm de largo, que evitará las molestas y peligrosas salpicaduras.

Freir sin incidentes
archivo:Freir sin incidentes.jpg


Te contamos sobre las esferas y el nitrógeno, pilares de la alquimia culinaria.

Las esferas se logran utilizando un alginato que se obtiene en mares fríos. "Es un emulsionante al que se le agrega un producto, que al tirarlo sobre calcio forma una gelatina controlada por fuera y mantiene el líquido dentro. Al meterlo en la boca, esa esfera se rompe y sale el jugo que está dentro. Es una técnica muy llamativa, pero hay que conseguir los productos y lleva mucho trabajo", admite el chef Dante Liporace.

El uso del nitrógeno en la cocina es una técnica más nueva, tiene apenas diez años. "El nitrógeno en estado líquido congela a menos 196° C Se puede hacer un helado o una canasta de whisky", explica el profesional a esta revista. El chef confiesa que se usa para hacer espumas y tirarlas al nitrógeno, o para hacer helado. También se puede utilizar para congelación. "En mi cocina, lo uso para hacer un postre. Sumerjo un cucharón sopero en una crema de yogur y, a su vez, esa crema de yogur la sumerjo en nitrógeno. Me queda como un iglú de yogur y dentro va el postre", explica. "Es como hacer magia porque se prepara delante del comensal. No sólo está bueno porque se hace un helado rápido, sino porque el helado tiene más cremosidad que un sorbete (un helado de agua), pero sin que tenga crema".

nitrogeno
archivo:nitrocream.jpg


cocina



Dentro de la historia podemos encontrar multiples relatos de la cocina traspasando muros y fronteras, te invitamos a disfrutar de uno de ellos.

Allá por el siglo XVI, comenzó a ser habitual que muchas damas de familias hidalgas que ingresaban en los monasterios llevaran entre sus pertenencias recetarios de cocina y muchos de los secretos que vivían en su ámbito. Esta tradición desarrollada el Europa se fue transmitiendo de generación en generación hasta nuestros días. Ese acervo oculto en el aislamiento, donde fue preservándose, trascendió muros y fronteras y con el correr del tiempo esas riquezas fueron encontrándose en mentes y papeles.

Ese viaje en el tiempo llega hasta nuestros días con un bagaje acumulado de riquezas que forman parte de las zonas más recónditas del mundo y configuran hoy un cúmulo de especialidades atiborradas en las más sofisticadas ollas. Además de las novicias de extracción noble, las había procedentes de diferentes zonas rurales. Ellas se mezclaron y en las convivencias conventuales surgieron un sinfín de recetas castellanas y andaluzas.

Esa mezcla geográfica y social enriqueció fundamentalmente la producción de exquisiteces dulces. Una de fes preparaciones más viajadas fueron las deliciosas "magdalenas", que llegaron a provocar una fascinación muy especial. En los tiempos de San Isidoro de Sevilla, los monasterios, que funcionaban como centros de cultura, comenzaron a instalar enormes cocinas con espaciosos fogones. El culto al buen comer llegaba a las bibliotecas de los frailes, y allí los mejores libros de recetas eran un secreto inaccesible para los laicos. Por ello se explica que los grandes gastrónomos pertenecieran al clero, tanto en España como en el resto de Europa.

Podemos decir que esa repostería celestial viajó hasta nuestros días y con la gracia divina, conformó gran parte de recetas especiales a las que podríamos llamar monacales, cuya simpleza de manos aladas se encuentra hoy en los más variados recetarios. Encontramos hoy en las recetas nombres tales como "tocino del cielo", "cabellos de ángel", "suspiros de monja" e infinidad de bollos y pasteles de carácter ritual relacionados a diferentes festividades, conformando una interminable nómina sacra.

Cocina: Traspasando muros y fronteras
archivo:recetario antiguo.jpg


Te presentamos una propuesta original, ideal para degustar en noches estivales, la gelatina de pato.

Preparación:

Corte los echalottes en doble ciselado, la carne y el hígado de pato en cubos groseros. En una sartén con aceite de oliva saltee los echalottes e incorpore los cubos de carne e hígados y continúe la cocción. Desglase con el vino y deje reducir, condimente con sal y pimienta y agregue el fondo oscuro de ave.

Aromatice con el tomillo y el laurel, cocine durante cinco minutos más. Deje enfriar y procese hasta obtener una pasta homogénea. En un bol mezcle la preparación anterior con al crema de leche, la yema y los pistachos. Reserve en la heladera hasta que tome consistencia. Corte el foie gras en bastones de un centímetro de lado y emprolije los bordes del pato deshuesado. Acomode el pato sobre la mesa de trabajo y esparza el relleno sobre la carne. Distribuya sobre el relleno los bastones del foie gras, enrolle el pato y bride con un hilo de algodón. Envuelva la pieza con papel film y luego con un lienzo. Cocine en caldo durante dos horas.

Armado y presentación:

Deje enfriar, corte en rodajas y sirva en platos individuales.



Hoy aprenderemos más sobre el aderezo más famoso, el aceite.

Recomendaciones de consumo:

Las recomendaciones nutricionales en cuanto al consumo de grasas se refieren a la cantidad y a la calidad de éstas. Se basan en estudios que muestran cuál es la mejor relación de ácidos grasos en la dieta para llevar una vida saludable y prevenir el desarrollo de las enfermedades más prevalentes a nivel mundial (incluido nuestro país) como la obesidad, la diabetes tipo 2 y las enfermedades cardiovasculares. Básicamente, se recomienda disminuir los ácidos grasos saturados, consumir más insaturados, sobre todo monoinsaturados y, dentro de los poliinsaturados, aumentar el consumo de Omega 3.

Sobre los aceites

Los aceites son grasas de consistencia líquida a temperatura ambiente. En nuestro medio se pueden encontrar aceites con composiciones, gustos y precios diferentes.

¿Cómo seleccionar el aceite adecuado?

Los aceites no son la única fuente de grasas de la alimentación, por lo tanto para lograr una relación de ácidos grasos adecuada es necesario considerar todas las grasas presentes en la dieta.

Es así que en función de la alimentación habitual se seleccionará el aceite más conveniente para cada caso.

Si pensamos en los hábitos de nuestro país, donde hay un consumo elevado de carnes grasas, fiambres y lácteos (grasas saturadas) y un escaso consumo de pescado (grasas poliinsaturadas, Omega 3), de acuerdo a los gustos y la disponibilidad económica se debería optar por un aceite con alto contenido en grasas monoinsatu radas y eventualmente con contenido de Omega 3.

En algunos casos, para lograr un perfil óptimo es conveniente la mezcla de aceites o el uso de diferentes aceites en distintas preparaciones.

Para no exceder la cantidad de grasa recomendada es aconsejable evitar las frituras consumiendo los aceites en forma cruda.

aceite
archivo:aceite.jpg


Te pasamos los mejores consejos para conservar el queso. Blandos, duros o semi. De cabra, de obeja, de vaca, anche de búfala. Todos distintos, cada uno con sus virtudes y sus secretos. ¿Cómo conservarlos para que se sigan pareciendo a sí mismos? Aquí, las claves.

SI CONSUME QUESOS FRECUENTEMENTE Y EN CANTIDAD

Deje el queso a temperatura ambiente, pero en un lugar fresco y protegido con un paño humedecido con agua salada. El agua evita que el queso se reseque en el corte, y la sal protege de los enmohecimientos.

Mozzarella, Feta y Ricotta son hiperefímeros. Mejor compre los del día, y una vez en casa guárdelos enseguida en la heladera.

BUENA IDEA: QUESITOS DE CABRA EN OLIVA MÁS HIERBAS

Use aceite de oliva extra virgen. Cualquier otro se pone rancio ipso facto y adiós queso.

Sumerja en oliva todo cabra tierno o todo buen oveja de pasta compacta y semiduro. Pero ojo: que no tenga corteza o que ésta esté limpia y libre de hongos.

Combine libremente el queso con hierbas, pero éstas deben estar limpias y secas.

Coloque en frascos (limpios) de tapa hermética. Nunca en recipientes de metal ni de plástico.

Guarde en sitio oscuro y fresco.       

El tiempo de permanencia en oliva no debe superar los seis meses.

SI NO VA A CONSUMIR QUESO ENSEGUIDA

"Conserve en ambiente frío (no más de 15°C) y de una humedad aproximada del 70 u 85%.). La heladera cumple estos requisitos.

Sepa que el papel parafinado es mejor que el de aluminio, y que este último es preferible al film de polietileno.

Guárdelo en recipiente hermético o en un plato con un paño
humedecido.

Retírelo de la heladera dos horas antes de servirlo.

queso
archivo:queso.jpg


Hoy para ti, la receta de este delicioso plato tradicional armenio, el manti.

Preparación:

Para la masa, mezcle la harina, el huevo, la sal y el agua. Amase hasta obtener una pasta con consistencia, tape y deje descansar por 30 minutos. Divida en 6 trozos y estire finamente. Corte en tiras y luego en cuadrados de 4cm de lado.

Por encima de cada uno, disponga una pequeña cantidad de relleno. Doble los cuadrados sobre sí mismos figurando un barquillo.

Acomode en una placa, pincele con manteca y hornee hasta dorar.

Por último, agregue el caldo de carne. Para la salsa de yogur, mezcle los ingredientes.

Sirva el manti con la salsa de yogur y espolvoree con sumak.



Hoy para ti la receta de este plato importado, el wrap de Medio Oriente. Es posible tamizar el puré de garbanzos antes de agregar los demás ingredientes. Sin embargo, a este plato le queda mejor un hummus de textura espesa.

Preparación:

Caliente el pan de ambos lados en una sartén seca. Rellene con abundante hummus, los pimientos asados, la rúcula y el maní. Doble los costados hacia el centro, y sosteniéndolos en su lugar, enrolle desde adentro hacia afuera para cerrar el roll. Corte al sesgo y sirva con hojas verdes trpapas cuña al horno.

Para el hummus, hidrate los garbanzos en abundante agua por 24 horas. Cocínelos durante 3 horas hasta que estén muy tiernos, idealmente en olla de presión, en cuyo caso será menor el tiempo. Cuele y procese hasta obtener un puré liso. Pique los dientes de ajo y fríalos en 3 cdas de aceite sin que se quemen. Agregúelos al puré de garbanzos junto con la ralladura y el jugo de limón, ambos aceites, la pasta de tahine, la pimienta negra machacada y la sal. Puede guardarse en un frasco cubierto con aceite. Es recomendable consumirlo dentro de los 2 ó 3 días de elaborado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...