PiensaBlogs, la prensa del futuro se lee en internet    


¿Con ganas de equipar tu cocina con nuevos gadgets de cocina? Pues en tucocinaytu.com tenemos el objetivo de intentar facilitarte las tareas de la cocina por lo que a continuación te presentamos este práctico gadget de cocina para hacerte más sencilla la elaboración y preparación de los alimentos.

Con un diseño liviano y actual, el escurridor vapor pop-up de OXO constituye un excelente gadget de cocina para tener siempre a mano. 

Tanto para llevar a cabo cualquier preparación como para dietas estrictas, el escurridor vapor pop-up de OXo es un excelente gadget de cocina para mantener los nutrientes de tus verduras y pescados...cocinar a vapor nunca habrá sido tan sencillo.

Gracias a las características peculiares de este utensilio las verduras al vapor conseguirán que cumplas con una dieta baja en calorías pero sin que le falten las vitaminas y nutrientes esenciales.

Principales características del escurridor vapor pop-up de OXO:

- Sus altas patas se abren y cierran para añadir el agua deseada.

- Su asa “Pop-up” tiene dos posiciones:

- Abajo para tapar la cacerola o para guardar en el armario de la cocina.

- Arriba para extraer cómodamente.

- Cerrado ocupa muy poco espacio.

- El mango se puede desenroscar para utilizar toda la superficie.

- Apto para lavavajillas.

- Medidas: 18x18x8 cm.

- Peso: 28 g.

Obtén la vaporera de OXO haciendo click aquí.

Continua leyendo esta noticia

Compartir


¿Con ganas de equipar tu cocina con nuevos gadgets de cocina? Pues en tucocinaytu.com tenemos el objetivo de intentar facilitarte las tareas de la cocina por lo que a continuación te presentamos este práctico gadget de cocina para pesar los alimentos.

Con un diseño liviano y actual, la balanza de cocina con lector extraíbles de OXO constituye un excelente gadget de cocina para tener siempre a mano. 

Tanto para llevar a cabo cualquier preparación como para dietas muy estrictas, la balanza de cocina es un elemento indispensable para poder seguir al pie de la letra las recomendaciones de tu nutricionista o para que cualquier preparación quede perfecta. 

Principales características de la balanza de cocina con lector extraíble de OXO:

- Balanza de cocina con lector extraíble.

- Cómodo lector extraíble para leer con facilidad.

- Estabilizador de tara. Pone a 0 el peso para eliminar el peso del cuenco, bol, etc.

- Escala en gramos.

- Convertidor libras/ kilos.

- Indicador de baterías.

- Apagado automático después de 3 minutos. También manual.

- Medidas: 20x14x2,8 cm.

- Peso: 454 g.

Obtén la balanza de cocina haciendo click aquí. Cuéntamos que te ha parecido esta nueva balanza OXO. ¿La encuentras útil? ¿Ya tienes una? ¿Te resulta un gadget de cocina útil o no la encuentras necesaria a la hora de cocinar? Cuéntanos!!!

Continua leyendo esta noticia

Compartir


Para unos, el bogavante se prepara "a la armoricana", mientras que, para otros, es "a la americana". Al final, la salsa no resultó ser ni americana ni armoricana, sino de París, donde la inventó Pierre Fraisse, un chefal que algunos llamaban "el americano" por haber trabajado un tiempo en Estados Unidos. Como resultado de esta historia tan particular, nace el delicioso plato de bogavante a la americana.

Preparación:

Cortar los bogavantes separando las pinzas. Partir la cola en tres trozos y cortar la cabeza en dos. Reservar en una taza el caparazón, los intestinos (el contenido de la cola) y el líquido que desprendan. Saltear durante 4 o 5 minutos los cortes de bogavante con una cucharada de mantequilla, hasta que se doren. Sazonar y retirar. Incorporar las ¿chalotes -cortadas en láminas- y la zanahoria -en rodajas- y rehogar 203 minutos.

Añadir los tomates en trozos. Aderezar con una pizca de cayena. Dejar sudar 2 minutos. Agregar el whisky, mezclar e incorporar el vino y el agua. Llevar a ebullición, añadir los trozos de la cabeza, tapar y cocinar 45 minutos a fuego lento.

Mezclar el caparazón con el resto de la manteca reblandecida y el coñac. Salpimentar y mezclar. Pasar la salsa por un colador y reservarla en la olla.

Incorporar la salsa y mantener a fuego lento. Introducir los trozos de cola y las pinzas. Calentar 4 minutos.

 



El pastel vasco es muy popular a ambos lados del río Bidasoa, aunque adopta diferentes vanantes. En algunos lugares se utiliza masa hojaldrada en lugar de la que aparece en esta deliciosa receta.

Preparación:

Para la masa, batir los huevos con la azúcar y la esencia de vainilla. Añadir la manteca -fundida y enfriada- y el ron. Incorporar la harina y mezclar con una espátula hasta obtener una masa suave. Dejar 1 hora en la heladera.

Para la crema, batir bien 3 yemas de huevo con el azúcar y la esencia de vainilla. Agregar la harina y mezclar hasta conseguir una masa homogénea. Hervir la leche y combinarla en el cazo con la mezcla anterior. Mantener a fuego lento hasta conseguir una crema espesa. Aromatizar con el ron y enfriar.

Dividir la masa en dos, una mayor que la otra. Alisar la mayor con un rodillo y formar un disco mayor que el molde y de 1 cm de grosor. Colocarlo en el molde, previamente enmantecado, haciendo que la masa sobresalga por encima del borde. Rellenar con la crema, doblar hacia el interior la pasta sobrante, mojarla con agua fría y cubrir con otro disco semejante del diámetro del molde. Cerrar y pintar la cobertura con yema de huevo mezclada con Una cucharada de leche. Hornear 40 minutos precalentado a 200° C. Dejar reposar unas horas y desmoldar posteriormente.



El Périgord -región situada en el corazón del suroeste- es famosa, sobre todo, por sus trufas y por los productos derivados del pato y el ganso de engorde: el foie gras, el magret o el confit. Pero también disfruta de una importante ganadería, encabezada tanto por el ganado bovino como por el porcino, cuya carne está en el origen de embutidos de gran calidad y platos reconocidos como el de hoy, el delicioso lomo de cerdo con ciruelas.

Preparación:

Dorar las echalotes y la panceta, picadas muy finas, en una sartén con aceite de oliva. Retirar del fuego. Añadir | las ciruelas -deshuesadas y picadas-, las nueces -picadas gruesas-, la salvia en trozos, pimienta en grano y un par de cucharadas de vino.

Abrir el resto de las ciruelas por un extremo, retirar el carozo con cuidado y rellenar con el picadillo anterior. Reservar el relleno sobrante.

Atar el lomo bien apretado. Atravesar la pieza, de punta a punta, haciendo dos cortes cruzados con un cuchillo jamonero. Rellenar el corte con el picadillo sobrante tras rellenar las ciruelas.

Aceitar una asadera. Untar el lomo con aceite, salpimentarlo y colocarlo en el centro, rodeado por las ciruelas rellenas. Hornear 40 minutos a 215° C. Añadir el vino restante, bajar a 180° C y hornear 1 hora más.



Esta es una versión de una de las recetas más clásicas de la cocina francesa. Obra de Antoni Careme, mítico cocinero y pastelero de principios del siglo XIX. Su propuesta ha sido aligerada de algunas salsas y aromatizantes (la versión original incorpora algo de salsa española y aromatiza los ajos con salsa alemana) para simplificarla. Hoy para ti la pierna de cordero a la bordelesa.

Preparación:

Mezclar los filetes de anchoa -cuidadosamente desalados-, el jamón -cortado en tiras finas,- el perejil picado. 2 ¿chalotes y 1 diente de ajo -picados finos- y rellenar la pierna. Atarla con cuidado.

Dorar la pierna en una cacerola ancha y honda con la mantequilla. Cuando haya cambiado de color, añadir el vino, las zanahorias y las cebollas -con el clavo pinchado-, condimentar con el tomillo, el laurel y la albahaca. Mantener la cocción, a fuego lento, durante 11/2 hora o hasta que esté tierna.

Pelar los dientes de ajo, cubrirlos con abundante agua y cocinarlos hasta que estén tiernos. Lavarlos con agua fría, escurrirlos y saltearlos con manteca hasta que se doren. Condimentar con una pizca de pimienta de Cayena. Reservar calientes.

Escurrir la pierna, desatarla y disponerla en una fuente. Colar el caldo de la cocción, darle un último hervor y salsear la pierna. Servir acompañado por los dientes de ajo colocados en una fuente aparte.



 

¿Con ganas de equipar tu cocina con nuevos gadgets? Pues en tucocinaytu.com tenemos el objetivo de intentar facilitarte las tareas de la cocina por lo que a continuación te presentamos este práctico gadget de cocina para picar y cortar todo tipo de verduras y hierbas aromáticas como perejil, cebolla, cilantro, etc. El Corta verduras de OXO hará de tus preparaciones a base de verduras una sencilla tarea.

Colocando el alimento en una tabla u otro elemento de superficie plana, podrás picar y cortar tus verduras con un simple gesto de suave balanceo. El Corta verduras de OXO contiene cuatro cuchillos en forma de disco permitiendo que tus vegetales y hierbas queden tan picadas como necesites. Asimismo, Este utensilio es ideal también para personas que no puedan ejercer mucha fuerza para cortar o picar alimentos fácilmente.

El Corta Verduras de OXO es, además, super práctico para lavar e incluye una funda protectora para proteger las hojas y evitar que estas se oxiden. 

 

Principales características del corta verduras de OXO:

- Mango suave y antideslizante que permite cortar fácilmente.

- Funda protectora para poder almacenarlo.

- Hojas de acero inoxidable que cortan fácilmente también las verduras frescas.

- Apto para lavavajillas.

- Medidas: 12x4, 5x9 cm.

- Peso: 170 g.

Obtén el corta verduras de OXO haciendo click aquí

 

 

Continua leyendo esta noticia

Compartir


Desde las grandes epidemias de mixomatosis de mediados del siglo pasado, la cocina del conejo se circunscribe en Francia a los animales de cría, aunque en este terreno distinguen entre los de granja, alimentados con hierbas y cereales, y los de cría intensiva. Los más apreciados son los conejos de la región de Anjou, que gozan de una distinción de calidad ideal para preparar este delicioso plato, el conejo a la mostaza.

Preparación:

Limpiar el conejo, frotar la carne con sal y pimienta y untarla a continuación con la mostaza, reservando una cucharada de esta. Aceitar un recipiente y poner el conejo, desmenuzar por encima la rama de tomillo y cubrir con láminas de mantequilla.

Rociar con el vino blanco y asar unos 50 minutos (o hasta que esté tierno) en el horno, precalentado a 210° C. Regar, de vez en cuando, con el jugo de la cocción. Apagar el horno, pasar a una fuente para servirlo y reservarla sobre la puerta del horno.

Desglasar el recipiente, poniéndolo a fuego muy lento con la crema y la cucharada de mostaza reservada, raspando el fondo con una espátula, hasta ligar la salsa. Dar 203 minutos de hervor y rociar sobre la carne. Servir inmediatamente.



El gallo, el animal emblemático de la República de Francia, da vida a uno de los guisos más reconocidos de la cocina francesa y, más concretamente, de la región de Borgoña, cuna de vinos tintos con cuerpo y estructura que animan el carácter del plato. La receta se completa con 2 o 3 cucharadas de sangre del gallo (sólo al alcance de quienes empiezan la preparación con el gallo vivo), añadidas antes de un último hervor.

Preparación:

Cortar el gallo en tajadas, salpimentar y reservar. Mezclar un chorro de aceite con unos 60 gramos de mantequilla en una cacerola ancha. Saltear las cebollitas -peladas y enteras- y el tocino -cortado en dados- hasta que se doren. Retirar de la olla y freír las piezas de gallo a fuego vivo. Reincorporar las cebollitas y el tocino.

Flamear el contenido de la cacerola con una cucharada de coñac -se calienta antes de prenderle fuego y se vierte lentamente sobre el guiso-. Añadir poco a poco el vino tinto, procurando mantener el hervor, incorporar el ramillete de hierbas, los dientes de ajo -aplastados- y llevar a ebullición. Tapar y cocinar 1 hora a fuego lento.

Saltear los champiñones -laminados- con unos 30 gramos de mantequilla. Incorporar a la cacerola y mantener la cocción hasta que el gallo esté tierno y jugoso.

Mezclar 60 gramos de mantequilla con la harina, deshacer en un poco de caldo caliente y añadir al guiso. Remover la cacerola por las asas, salar y mantener el hervor otros 5 minutos antes de servir.



El confitado es una técnica que consiste en la cocción de un producto a fuego lento. Se utiliza en muchas preparaciones y para muchos productos: carnes, aves, hortalizas y verduras. Pero donde quizás haya alcanzado su mayor renombre es en su aplicación con este maravilloso plato de confit de ganso. Aportamos aquí tanto la forma de confitar la carne como la de preparar posteriormente esas piezas confitadas.

Preparación:

Vaciar y deshuesar por entero un ganso bien cebado, retirando la carne y dejando el esqueleto. Separar el hígado y cortar el ganso en cuatro piezas: las dos pechugas con sus alas y los dos cuartos traseros; muslos y contra muslos.

Salar cada pieza frotando con sal gruesa (12 gramos por kilo de carne), y dejar reposar en la heladera durante un día.

Mezclar la carne con dos kilos de grasa de ganso y cocinar, al fuego más lento que sea posible durante 2 horas, procurando que el hervor no sea constante.

Pasar a un tarro hondo de cristal o cerámica la grasa líquida. Introducir en ella las piezas de carne, hasta que queden completamente cubiertas. Tapar y dejar en un lugar frío; si es posible durante 566 meses.

Sacar las tajadas del tarro, calentarlas media hora en el horno a 100° C, remojándolas con grasa de ganso para que no se sequen. Cuando la carne esté caliente, colocar la piel hacia arriba y gratinar hasta que quede crujiente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...